domingo, 7 de marzo de 2010

46."Guitarra y mandolina" (1919) de Juan Gris

PINTURA CUBISTA: El madrileño Juan Gris siempre hizo honor a su apellido en el período cubista en el que estuvo en París. Allí conoció a Picasso y Braque y se enamoró de la moda pictórica del momento, es decir, del cubismo. Sus obras, con el tiempo han recibido el prestigio necesario, pero nunca con el tesón que los críticos alabaron a sus coetáneos. Aún fuera de la técnica de los "collages", el pintor decidió plantear el sistema de diferentes planos visuales creados por la ruptura de formas. Evidentemente, la perspectiva ya no entra en juego y solo los espacios y los colores crean los elementos de unión entre sí. No se han de representar de manera académica ni realista los objetos que componen la obra y apreciamos, de forma fragmentada, como sería aquella guitarra sobre una mesa, con partituras y copas incluídas. Una suerte de naturaleza muerta y pintura descriptiva que rompía con los cánones decimonónicos.

11 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
.

Seguidores